Ventilar la casa para los que tienen alergia al polen

Ventilar poco la casa y en instantes muy específicos

Existen esenciales pautas a tomar en consideración para ventilar la casa si se tiene alergia al polen. En la calle todo son inconvenientes a lo largo del día para la gente que es alérgica cuando pasa cerca de plantas. La primavera es una temporada bastante difícil para el que tiene alergia cuando sale a caminar, al trabajo o bien a hacer cualquier recado mas esta afección puede reducir sus síntomas de forma notable en casa si se conserva bien y se ventila cuando es debido.

El polen y el entorno

Hay que tomar en consideración las peculiaridades del polen para saber cuando se puede ventilar la casa. El polen se libera a lo largo del día, con lo que de noche reduce su concentración. Los peores días para los alérgicos son los secos y calurosos que vienen tras días de lluvia pues la concentración de polen es considerablemente mayor. Por el contrario, los lluviosos son los menos perjudiciales por el hecho de que el polen reduce en gran cantidad.

El último factor ambiental esencial es el viento, que aumenta la cantidad de polen en el entorno levantando el que ha caído.
Ventilar cuando cae la noche

Teniendo presente que el contexto más desfavorable para la alergia al polen es aquel con viento, calor y los días secos, la casa se debe sostener cerrada y preservar un entorno lo más húmedo posible. Tras la caída del sol se puede ventilar a lo largo de poco tiempo. Con 5 o bien diez minutos va a ser suficiente. Siempre y en todo momento debe hacerse de noche pues la concentración de polen es menor, si bien si es un día de mucho viento se puede postergar hasta el momento en que amaine.
© 2019 Blog Decoración Hogares, Inc. Derechos Reservados.